Secciones


Yo recomiendo especialmente...

Leyendo
<-------------------------------------------------------------------------------------------->
Lecturas Recomendadas ------------------------------------------------------------------------------>

sábado, 4 de mayo de 2013

Yo reflexiono: Prestar o no prestar los libros, esa es la cuestión

¡Hola a todos! ¿Qué tal ha empezado el fin de semana? El mío trabajando, pero como ya estoy acostumbrada, no me quejo, o no me quejo demasiado, que un poco sí xD
 
Hoy que tenéis tiempo de pensar y esas cosas, os traigo un nuevo tema de reflexión en la sección “Yo reflexiono”. Lo que vengo a pedir hoy es vuestra opinión o vuestra costumbre de prestar o no prestar vuestros libros.

 

A la hora de prestar un libro yo siempre tengo en cuenta varias cosas, en primer lugar a quién se lo voy a prestar. Sé que hay personas a las que les gustan muchos los libros como a mí y los cuidan y en ese caso no me importa prestar un libro. No hay cosa que odie más que prestar un libro (también me pasa con los DVD) y que me lo devuelvan en mal estado. Vamos a ver, te hago una recomendación, te dejo el libro y ¿Me lo devuelves en mal estado? Pues una y no más. Pero si la persona a la que se lo dejo lo cuida, yo le presto todos los que quiera.

Otra cuestión es el tiempo de devolución, no digo que tenga que ser como una biblioteca de “15 días y vuelta” pero tampoco lo tengas un año olvidado en algún cajón, porque aunque te lo preste, el libro es mío y quisiera recuperarlo en un tiempo prudencial, sin estrés, pero no  cuatro siglos en tu poder. Aquí está después lo más grave, que no te devuelvan el libro con lo típico de “Si a mí no me le dejaste” o “Ya te le devolví”.  ¡¡ESO SI QUE NO!! Por eso no paso. Además suelo tener bastante claro a quién dejo las cosas, así que si uno no vuelve te hago una cruz y a esa persona que no se le vuelva a ocurrir pedirme nada. Yo valoro mucho mis libros v.v

Otra cuestión es la de los intercambios a distancia, los que hacéis muchos blogueros. Yo de momento a esto no me he animado. La verdad es que me da algo de miedito. Porque vamos a ver, si lo prestas a alguien que conoces y tienes al alcance, siempre puedes darle un collejón y que te lo devuelva, ¿pero una persona que está en la otra punta del país? Me da miedito mandar un libro y que este se pierda. Puede que sea un miedo tonto, porque muchos de vosotros lo hacéis y no pasa nada, pero aún así… No lo sé, puede que más adelante me anime a intentarlo, pero de momento solo presto a mis círculos cercanos.

Por otro lado tenemos lo opuesto. Leer libros prestados. Yo sí lo hago, tanto prestados de mis amigos, como libros de la biblioteca. Si puedo ahorrarme unos eurillos gracias a mis amigos, pues perfecto, aunque la verdad es que estos libros son los menos. Si puedo me gusta tenerlos de mi propiedad, así que aunque si leo libros prestados, si estos me gustan mucho termino por comprarlos xD

Y vosotros ¿Prestáis libros? ¿Hacéis intercambios con bloggers? ¿Sacáis brillo al hacha cuando os devuelven un libro en mal estado?

Besitos prestados (Pero con vuelta) ^^

8 comentarios:

  1. Yo jamás he prestado un libro, especialmente si ese libro tiene algún significado especial. La mayor parte de las cosas que "presto" acaban desaparecidas en el limbo y nunca regresan. La única excepción se ha dado en periodos en los que compartía vivienda, aún de forma temporal, con la persona a la que le prestaba el libro (en vacaciones, por ejemplo). También ha sido en esas circunstancias cuando he tomado prestado algún libro que no me pertenecía. Como dices, dependerá del grado de confianza que tengas con la persona a la que le prestas el libro, y de la seguridad de que lo tratará con cuidado y te lo devolverá en condiciones y en un tiempo razonable.

    ResponderEliminar
  2. Estamos totalmente de acuerdo contigo. Cuando te prestan un libro debes cuidarlo como si fuera tuyo, por eso es importante conocer si la otra persona tiene el mismo cuidado y respeto que tú por la cosas. Siempre que haya confianza no hay ningún problema en hacer préstamos, y es la mejor forma de compartir tus gustos con los demás. Un beso ^^

    ResponderEliminar
  3. Yo he prestado y leído prestado también, pero como tú, sólo presto a aquellas personas que me dan confianza y sé que lo van a tratar tan bien como yo ^^

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Yo la verdad es que odio terriblemente prestar mis libros. Sólo se los presto a mis mejores amigas que sé que los cuidan y aún así me cuesta, porque muchas veces tardan siglos en devolvérmelos -.-"

    Leer libros prestados también lo hago :) Ellas me prestan sus libros y a veces los cojo de la biblioteca ^^

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. No me suele gustar dejar libros. tengo que estar muy segura de a quien se los dejo.... la verdad es que mas de una vez los he dejado y han vuelto manchados, o me los han regresado tras mil años.... creo que al final me he acostumbrado a dejarlos solo a los que sé que los cuidaran....

    ResponderEliminar
  6. Hola! pues lo cierto es que he prestado algunos libros y los he terminado perdiendo porque no me los han devuelto ni diciéndoselo!

    Últimamente le he prestado libros a varias personas de mi familia pero ya estoy cansada porque tardan siglos en devolvérmelos y luego estas personas no me dejan los suyos así que ya les he dicho que cuando lean los que tienen entre manos ni uno más!

    Y el colmo es que se llevan libros que aún yo no he leído y eso si que me sienta mal, la verdad.
    Prefiero seguir siendo tacaña que tener que callarme y sufrir por mis libros en silencio! jeje

    Tampoco realizo intercambios ya que amo a mis libros y me encanta tenerlos y conservarlos, pero si que compro alguno de segunda mano!

    Besos =)

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo una filosofía de vida que aprendía gracias a malas experiencias: si quieres conservar un amigo, no le prestes: libros, música, películas o dinero. Estas son las causas por las que más fácilmente se rompe una "amistad". Cuando me pasó la primera vez, pensé que era porque esa "amiga" en cuestión se mudo a otra parte y simplemente lo olvido. Cuando me pasó la segunda vez, siempre me decía: "ya te lo traigo o te lo traía y no estabas" así hasta el son de hoy. Esos libros nunca los volví a ver. Cuando me pasó la tercera vez, porque sí, a la final uno termina confiando. Se lo presté pensado dos cosas: 1. que iba a demostrar que no todos se roban los libros prestados y 2. que si no me lo devolvía nunca más volvería a prestar un libro.

    Así que imaginarán qué paso. Desde entonces, si alguien me pide un libro prestado, tengo tres opciones: le digo que no, te lo regalo (el mío) o te compro uno, porque prefiero su amistad a pensar cada que le vea en que es un indelicado que se roba los libros que le presta, por más que me diga que con ella/él no tendría ese problema, ya no confió, y lo dicho, prefiero tener una amistad en paz que perder un amigx :)

    *Digo libro, pero aplica para las otras cosas que les manifesté al principio del mensaje :)

    Con los libros prestados, soy muy delicada, pero tras las experiencias que he tenido, solamente pido prestado a la biblioteca ya no pido prestado a amigos, prefiero comprarlo.

    ResponderEliminar
  8. A mi me pasa igual que a ti, no le dejo mis libros a cualquiera XD Yo los cuido muchísimo y quiero que me los devuelvan en el mismo estado y que tampoco pase muchos meses para que me lo devuelvan. Así que eso reduce mucho las posibilidades, así que solo le presto libros a personas muy cercanas a mi, osea, mi familia XD

    Nunca he intercambiado a distancia y sí, alguna vez he leído libros prestados, pero los cuido como si fueran mios.

    Saludos

    ResponderEliminar

Todo blog se hace grande gracias a los comentarios, por eso os animo a todos a dar vuestra opinión, estaré encantada de leer todos vuestros comentarios.
Pero recordar que cuando deis vuestra opinión, sea siempre con respeto y sin ofender a los demás. Cualquier comentario ofensivo desaparecerá rápidamente.
Tampoco se permitirán el spam ni los enlaces, si quieres que visite tu blog, contacta conmigo a través del email.
Ahora si ¡a comentar!